Saltar al contenido

Seguros para Emprendedores ¿Son Importantes?

Los imprevistos pasan y están a la orden del día, nunca se sabe cuándo pueden ocurrir y eso también incluye a tu emprendimiento, ya sea que se trate de robos, siniestros, accidentes de trabajo o cualquier otro inconveniente tienes que estar preparado y una de las mejores  formas es contratando un seguro.

 

La importancia de prevenir

 

Como ya dijimos todos estamos expuestos a riesgos e indudablemente si alguna tragedia como por ejemplo un robo o incendio ocurriera en el negocio que con tanto esfuerzo acabas de abrir eso sería un golpe duro para tus finanzas e incluso podría obligarte a cerrar.

No solo los bienes de tu emprendimiento pueden estar en riesgo, sino también tus empleados, sobre todo si realizan actividades  consideradas peligrosas, en ese sentido es fundamental  estar bien asegurado.

Reducir al mínimo las amenazas a las que está expuesto tu negocio es una prioridad, es necesario tomar medidas preventivas y una de esas medidas puede ser contratar una póliza de seguro.

Muchos consideran que tomar un seguro es un gasto pero en realidad es una inversión estratégica que te ayudará a estar protegido, eso sí es importante que  a la hora de optar por uno analices las necesidades de tu empresa para contratar uno que se adapte a las exigencias.

 

¿Que tipos de seguros puedo contratar en mi negocio?

 

No podemos especificar exactamente qué tipo de seguro  contratar pues eso depende de las condiciones de tu empresa, pero si podemos decirte que una de las claves  para elegir es estar cubierto para aquellos imprevistos que tienen una mayor probabilidad de ocurrir. Por ejemplo en el caso de una empresa de transporte es bastante obvio que los vehículos así como los conductores deberían estar asegurados.

Entre los seguros a contratar podemos mencionar:

 De salud: en la mayoría de países es una obligación asegurar a sus trabajadores con este tipo de beneficios y además es una ventaja porque los empleados se sienten más cómodos en el trabajo sabiendo que están cubiertos por cualquier incidente.

De vida: asegurar a los empleados en caso de alguno fallezca o sufra alguna incapacidad permanente para que su familia reciba una compensación.

Contra siniestros: esto da cobertura por daños de incendios, terremotos inundaciones etc.

Contra robos: cubre robos de bienes de la empresa, equipo o dinero.

De transporte de mercadería: esto permite proteger de daños que sufra las mercancías durante el traslado.

Para automóviles: asegura los vehículos del negocio por choques, robos daños a terceros entre otros.

 

Para contratar los mejores seguros para tu negocio tendrás que darte a la tarea de cotizar en las diferentes compañías que ofrezcan estos servicios y sobre todo realizar un análisis de aquellas áreas donde existen mayores riesgos.

En un mundo ideal deberías contar un seguro para todos los frentes de riesgo, sin embargo a veces esto no es posible porque no cuentas con la capacidad financiera para hacerlo, de ahí que hay que priorizar en las áreas mayor probabilidad de siniestros y aquellos seguros que sean de carácter obligatorios como los seguros de salud en algunos países.

Una opción viable es que si contrataras varias pólizas de seguro lo hagas en una misma compañía ya que esto podría facilitarte negociar un paquete a un costo menor.

 

Esperamos que esta información te sirva de ayuda y haya aclarado ciertas dudas sobre si te conviene o no contratar seguros para tu negocio o emprendimiento, recuerda que si decides optar por alguno buscar la asesoría de un profesional.