¿Necesitando mas ingresos? Poner Un Negocio No Siempre Es La Solución. Parte I

Generalmente los momentos de aflicción y crisis, nos vemos influenciados a tomar decisiones que quizá nunca hubiéramos tomado si nos encontráramos en la zona de confort. Y si bien es cierto, hay ocasiones en que comenzamos a pensar únicamente cuando estamos en una emergencia, hay que tener cierto escepticismo cuando de emprender se trata.

¿Qué hacer cuando los altos Costos de la Vida consumen nuestros ingresos?

necesidadesPuede ser que sean los altos costos de la vida los que te persiguen o simplemente te has quedado sin tu empleo y necesitas encontrar urgentemente una forma de sustituir tus antiguos ingresos para pagar tus cuentas.  Puede suceder también que tus ingresos han disminuido dramáticamente o alguna eventualidad ha dañado de muerte tu bolsillo.

Tal vez lo tuyo no sea ninguno de esos problemas que menciono anteriormente, puede ser que tu caso sea simplemente el obtener un ingresos adicionales, o simplemente por que no estas satisfecho con tu situación laboral. Bueno, quizá estás sean una de las miles de situaciones que se plantean muchas personas antes de iniciar un negocio.

En el mundo de la web, podrás encontrar muchas personas que te digan que emprender un negocio es para todos, lo pintan tan simple como decir un día  al amanecer desde la cama “este día tengo deseos de comenzar mi negocio”  Parece fácil, pero el intentarlo requiere muchos sacrificios y no necesariamente los ingresos podrán verse en el corto plazo.

Nunca es fácil iniciar un negocio y convertirse en un empresario, el proceso de iniciar y administrar un negocio para volverse exitoso, tiene que tener un génesis muy ordenado. Hay muchas razones por las cuales la mayoría de pequeñas empresas fracasan en los primeros cinco años, y muy pocas logran subsistir hasta los diez años.

Nada es fácil, la verdad que llega un momento en que el elegir un buen nombre, construir un excelente sitio web, colocar publicidad a los vehículos de la empresa y esperar que suene el teléfono y que lleguen los correos electrónicos, no es así de simple y no significa que ya eres un emprendedor.

Esto requiere mas, donde no te importe el momento económico, donde no te importe la razón del por que emprender, donde no te importa tu edad, ni tu condición ni lo que digan los demás. Es algo mas…

Comenzar la empresa, lo mas difícil.

Quizá no es por que quiera decepcionarte, al contrario tienes enfrente un reto excepcional y no debes dejar que esa barrera de dificultad se interponga entre  el éxito y tu.

Los retos son grandes, muchos abren sus negocios y fallan, a veces es decepcionante ver que ideas de negocios descabelladas han tenido mucho mejor éxito que negocios que han sido alineados perfectamente, pero ya en la práctica terminan en un completo fracaso.

No importa cuanta pasión tienes para una empresa en particular, la cantidad de experiencia que tengas con respecto al negocio o la cantidad de tiempo que dedicas. La realidad no es así, ninguna de esas cosas son importantes para el éxito de gestión del negocio que construyes,  ya que es algo mas que haces dentro del proceso de acción.

 En este sentido hay que entender un punto clave …

¿Qué hace un negocio exitoso? ¿No es lo que yo pienso?

Muchas son las personas que se detienen a los indicadores de popularidad, como las encuestas de opiniones de clientes y en los medios de comunicación, además de las cifras de ventas brutas. Esas cosas, claro que son muy importantes y tienen su lugar, particularmente en la atracción de nuevos clientes ya que dan muestra de comentarios positivos, además las cifras nos dan una muestra de cierto nivel de éxito en las ventas.

Sin embargo, las cifras de ventas no sólo equivale a un negocio exitoso . La clave del éxito está en la última línea- los ingresos netos (o beneficios netos) – lo que reduce las ventas en todos los gastos operativos y no operativos en que incurre una empresa. Hay varios factores que son importantes en el control de esta línea de fondo, pero tres en particular  son de mucho más peso y son a menudo los más difíciles de entender para los empresarios sin experiencia.

  • Mantener los costos del bien dentro de lo razonable. Si no puedes controlar los costos de las piezas o insumos que entran en tu producto o inventario, tu margen de beneficio en cada producto disponible para la venta será más bajo que te obligará a subir los precios para obtener ganancias (Lo que puede alejar a los clientes).
  • Facturación de los clientes a tiempo y con regularidad. Si no puedes mantener un sistema de facturación correcta, entonces  no serás capaz de cobrar los servicios que ofreces.
  • Los precios de los Bienes y servicios deben ser los correctos. Ni mas ni menos, ya que si optas por precios muy elevados definitivamente la pérdida de clientes será grande. Por el contrario, el no tener un control adecuado de inventarios puede conllevar a tener precios abajo del costo y  te traerá serias consecuencias.

Estas son tareas muy difíciles para algunas personas, incluso los que tienen experiencia previa en gestión de empresas. Hay otros gastos, tales como los servicios públicos y los elementos relacionados con la oficina, pero son generalmente más fáciles de entender y manejar.

Nos Leemos en la parte II

Leave a Reply

shares