¿Qué No Eres Bueno Para Las Ventas? !Pero Si Lo Haces a Diario!

Estoy muy seguro que te has preparado en tus estudios, has luchado por ser alguien en la vida y por lo tanto, lo menos que se te ocurre pensar es en que tu eres un  vendedor, ya que nunca has vendido y  mucho menos sientes que tú no eres capaz para ofrecer a los clientes productos o servicios como un vendedor de batalla.

Además Tu Odias las ventas.

La sola idea de pensar en que tomarás un producto y lo vas a ir a ofrecer de puerta en puerta, se te abre un orificio en el estómago. Quizá te parezca hasta deshonesto y te has convencido de que las ventas no son para ti.

Las cosas son más complicadas cuando estas involucrado en tu negocio inicial y quizá con mucho esfuerzo has abierto tu negocio pero has llegado a la conclusión de que es innecesario el salir a vender. Piensas que puedes conseguir clientes y más clientes sin lidiar con todo eso de “salir a vender”

Aprende a vender, lo  necesitaras siempre en tu vida!

Las ventas, desde la mas sencilla venta que tengas, hasta la mas compleja que existe, tienen algo común: La necesidad de tu cliente

Pero, ¿cómo? ¿Cómo se puede animar a más clientes y clientes a comprar tus productos y servicios sin tener que vendérselos a ellos? ¿Cómo aumentar tu venta, subir tus ingresos y hacer crecer tu pequeña empresa? y todo esto siendo recelosos a “vender” lo que se produce y se ofrece en tu pequeña empresa. Imposible, pero es por que tu no quieres…

Si, la verdad no puedes  ser tan aprensivos a la venta. Después de todo, tú estás vendiendo todo el tiempo.

¿Cómo estoy vendiendo todo el tiempo? ¿Cómo? yo no vendo….

Eso es incorrecto. Usted está vendiendo todo el tiempo. Como algo tan arraigado a tu cuerpo, la venta es una segunda naturaleza de ti. ¿Cómo puedo saber esto? Porque eres una persona. Tu eres una persona con ideas, pensamientos y opiniones. Y esto es lo que tu vendes todo el tiempo sin tan siquiera darte cuenta.

Piensa en ello. ¿Por qué compartes tu conocimiento cuando platicas con alguien? ¿Por qué ofreces tus opiniones? Y para tu información, cuando lo haces estás vendiendo. Tú estás vendiendo tus ideas, tus opiniones, tus puntos de vista. Y lo estás haciendo todo el tiempo. Yo lo estoy haciendo ahora mismo.

Así que si ese es el caso, ¿por qué crees que es tan fácil de vender tus ideas en una conversación mientras que es tan difícil vender tus ofertas a tus clientes potenciales?

Creo que tiene que ver con el dinero. A menudo, cuando tú estás involucrado en una conversación y vas a compartir tu punto de vista sobre un tema, obviamente no hay dinero en juego.

Ahora bien pueden haber otras monedas como por ejemplo “lo que la gente piensa de ti”, pero aun eso no es tan fuerte y cambia dramáticamente la situación cuando se trata de dinero.

 Entonces, ¿No crees que la venta sería más fácil si el dinero no fuera  parte de ella?

Si es así, entonces la clave en vender está en saber relacionarse con tus clientes potenciales. Realiza las conversaciones siempre hablando acerca de ellos – sus problemas y cómo tu puedes ayudarles a resolverlos. Gana y acuerda una parte justa de ganancias, si ese cliente te conviene.

En otras palabras, toma la presión y deberás hacerlos sentir como si  tu eres necesario para justificar lo que cobras por tu oferta. El único precio que realmente importa si tú has ilustrado tus productos y servicios es el beneficio obtenido y el cómo tu puedes ayudarles. De lo contrario, el precio es discutible.

Así que no temas a vender, ofrécete  conviértete en alguien que es necesario por sus productos o servicios, y recuerda que las ventas están innatas en ti. Simplemente descubre tu gran habilidad en ventas, ya que como emprendedor, estas casi obligado a conocer todas las artes de las ventas y la negociación.

Leave a Reply

shares