Tres Consejos Para No Ahogarte con Tu Tarjeta de Crédito.

Meterse en problemas con las tarjetas de crédito, es muy fácil. Los errores que se cometen al comprometer su dinero futuro son muchos, mas sin embargo con un poco de planificación, usted fácilmente puede lograr conquistar sus deudas y no morir en el intento. He aquí tres simples consejos que siempre tendrás que tener muy en cuenta.

 

Utilice los activos que tiene

Si usted está en deudas de tarjetas de crédito hasta el punto de estar en depresión,  entonces es probable que haya adquirido algunos bienes en el camino. Si la respuesta es afirmativa, algunas de las mercancías conservarán su valor y pueden ser vendidas para ayudar a salir de su situación de endeudamiento.

Esto puede no parecer mucho, pero la mayoría de la gente se sorprende cuando se toman acciones sobre las cosas que poseen y darse cuenta de lo mucho que tienen y que no utilizan realmente.

Haga un inventario de sus pertenencias y analice que debe mantener y lo que se puede prescindir. En este momento, tendrá que tomar muchas decisiones difíciles, pero también piense en que ayudará también a solucionar un problema de desorden en la casa.

Una vez hecho esto, haga una lista detallada de las cosas que quiere vender, y utilizar, cotice como esta en el mercado o bien puede utilizar los precios que se ven en una de las tantas tiendas online. Puede hacer una venta de garaje o bien vender los productos en sitios como ebay o craiglist. Ademas estos sitios también pueden servirte para hacer una cotización de tus artículos.

Si aplica para usted, puede hacer donaciones de lo que ya no puede vender a organizaciones benéficas locales, y el valor tal vez en la legislación en la que usted se encuentre le permita efectuar una pequeña deducción en su declaración de renta.

 

Comuníquese con sus acreedores

Nunca evitar acreedores. Usted va a terminar debiendo dinero de una manera u otra, por lo que hay contestar el teléfono cuando llaman. Mejor aún, llamar primero y tener una discusión honesta acerca de su problema de deuda.

Sus acreedores apreciarán no tener que perseguirlo y probablemente tengan programas que le ayudarán a realizar pagos por un tiempo de una forma mas accesible, evitando así dañar totalmente su récord crediticio.

Los acreedores están en el negocio de hacer dinero mediante la ampliación de su crédito, cuanto mas fácil sea para cobrar sus préstamos, menos les cuesta hacer negocios, asi que cuando usted se comunica con ellos, usted les estará ahorrando tiempo, dinero y una gran cantidad de problemas mas, brindándole una solución mas fácil a su deuda.

 

No utilizar nueva deuda para pagar la deuda antigua

Muchos consumidores reemplazaran un préstamo de interés alto como lo es una tarjeta de crédito con un préstamo a bajo interés con garantía prendaria. Esto no siempre es una mala idea, pero puede ser el primer paso a una crisis en las deudas mas profunda.

Si esta es la única opción, entonces es imperativo que las tarjetas de crédito se retiren hasta que el préstamo sea pagado.

Muchas veces los consumidores hacen un préstamo para pagar las tarjetas de crédito y ya cuando han cancelado vuelven a efectuar créditos con sus tarjetas limpias. Error para morir financieramente.

Un préstamo para pagar las tarjetas de crédito se debe combinar con un presupuesto que impide el uso futuro de las tarjetas de crédito hasta que la deuda sea pagada en su totalidad.

La deuda puede ser fácilmente administrada, y cuanto mas antes se detecte una crisis de deudas, menos daño hará a su crédito. Recuerde que las tarjetas de crédito no son dinero en efectivo, y cada vez que lo use, usted está tomando un préstamo. Trátelo como tal y adminístrelo sabiamente.

Leave a Reply

shares