La parte Legal: El Arma de Batalla en los Negocios.

Cuando comienzas un negocio, si bien es cierto tener un Contador a la mano es muy necesario, también tiene que tenerse dentro de sus mas valiosos activos a un Gran Abogado. Sin embargo, cuando el negocio es primerizo y no se tiene la capacidad de tener un abogado experto en tu negocio, llega el momento de aprender mucho acerca de las leyes, y posiblemente también  tener una educación legal.  Saber de leyes te sera muy rentable.

Aquellos con experiencia en las leyes tienen una ventaja, porque pueden evitar multas y sanciones  y puede llevar  a cabo la mayor parte de sus trámites legales personalmente, aprovechando las ventajas fiscales y Comerciales que legalmente proporcione la legislación local.

Hay muchas leyes con las que las empresas necesitan estar familiarizadas, incluyendo las leyes locales, las leyes de concesión de licencias y marcas registradas y leyes de patentes.

Por ejemplo, existen en ciertas ocasiones  restricciones en el que las empresas se puedan establecer en áreas determinadas. La mayoría de las empresas también tienen que estar muy informados  con las leyes laborales.

Pero una de las áreas en que se beneficiarían más las pequeñas empresas, es   conocer las leyes tributarias. Las leyes de los tributos influyen mucho sobre cómo pagar los impuestos de la empresa y también permiten a la empresa evitar pagar grandes sumas de dinero indebidamente en la presentación de sus impuestos al Estado.

Un contador puede ayudarle mucho en esta área, ya que ellos están directamente relacionados con el pago de los impuestos  sin embargo si tienes que llevar personalmente los pagos de los mismos, necesariamente tendrás que comenzar a leer de lleno las leyes relativas a los impuestos, y para entender el lengua legal, siempre te será de ayuda un abogado.

La estructura de la empresa juega un papel importante en el monto de impuestos que una empresa tendrá que pagar al final del año. Ademas de el pago de los impuestos, el tener un conocimiento en legislación tributaria puede ayudarte mucho en evitar una erogación venenosa, como lo es el pago de mas que se puede hacer de impuesto.

A veces el abogado no puede estar especializado en esta área del derecho, pero teniendo una comprensión general de los principios jurídicos, se tiene una ventaja sobre sus competidores.

Para los que piensan que las leyes no se hicieron para ellos, puedes buscar en tu comunidad algún profesional en Leyes que te pueda acuerpar ante las diversas situaciones que te llegarán, una vez comiences tu aventura empresarial.  Recuerda, el Contable y el Legal deben de estar a la mano, cuando las cosas se ponen mas difíciles.

El mejor momento para comenzar a pensar en las necesidades de los impuestos y en la parte legal es ayer. El segundo mejor momento es ahora.

Leave a Reply

shares