Iniciando Un Negocio Con Un Dólar En Tus Manos

( Segunda entrega)

Lo que había logrado con mi oficina Contable, no era muy alentador, simplemente había saltado de ser un empleado a un auto empleado. No es incómodo ser auto empleado, la verdad que desde mi punto de vista es un proceso seguro de comenzar a independizarte.

Leyendo textos de “Gurús” de la administración y las finanzas,  aunque son muy educativos y nunca hay que dejarlos de tomar en cuenta como Kiyosaki, Trump, entre otros, ellos no han tenido los mismos problemas que enfrentamos los que vivimos en países de menor nivel económico como los latinoamericanos, donde la supervivencia por conseguir un empleo viene siendo casi similar a sobrevivir entre una docena de leones y jaguares.

dinero-flujo de efectivoEntre estos textos se puede encontrar el cuadrante del flujo de dinero de Kiyosaki, donde divide en empleado, auto empleado, dueño e Inversionista las posiciones económicas que puedes lograr y que tal vez tu ya hayas leído.

Kiyosaki explica que la posición de inversionista es la que mejor puedes tener y claro, espero llegar algún día por ahí, pero para eso tendremos que enfrentarnos con mil limitaciones que tienen nuestros sistemas para lograr el camino hacia la prosperidad económica.

Pero aunque el camino es escabroso y lleno de espinas, eso no debe ser obstáculo para detenernos, muchos lo intentarán y pocos llegarán,  pero esto que no te detenga; hay que intentarlo o morir en el intento, yo lo estoy intentando y no me va tan mal, no soy aún un reconocido empresario ni cosa parecida, pero tengo el orgullo de decir que he logrado generar ya empleo para otras personas y eso te llena de satisfacción, más que el dinero.

Pasión por lo que emprendas.

¿Leíste Bien lo último que dije en el párrafo anterior? El éxito y la felicidad no está dado por la cantidad de dinero que puedas tener si no por la labor social que puedas hacer. Pero el dinero es tan necesario y no podemos negar que es parte de nuestro ego y el ego necesita de alimento, y el dinero lo nutre mucho.

La clave para que te llegue el dinero está en apasionarte por lo que emprendas, y ojo, también ser realistas cuando la pasión ya no puedes sobrellevarla.

Antes de mi oficina, vendí Helados.

Durante mis andanzas emprendedoras, en cierta ocasión inicié un pequeño negocio de venta de helados. (de hecho Kiyosaki menciona que su padre pobre inicio un negocio similar).  Este negocio lo inicié cuando todavía era empleado y buscaba tener otra fuente de ingresos.

¡Primer error! Lo que buscaba era ingresos. Dinero, yo perseguía dinero y no me fijaba más que en números contables resumidos en “Lo que vendo, menos lo que compré y menos lo que gasté = Utilidad”

Como cualquier contador, me interesaban números, nunca me interesé en vender helados, ni despachar un helado podía, la verdad no me apasionaba ese negocio y no pensé más que en el dinero que podía generarse.

Segundo error:  Colocar un negocio muy lejos de mi control. Por no querer perder mi zona segura,  en otras palabras mi empleo, coloqué el negocio en otra ciudad, lejos de donde yo podría controlarlo, esto no era totalmente malo, pero combinado a que era bastante difícil controlar el inventario de helado, era complicada la administración.  Además la delincuencia me azotó grandemente y casi obligado me tuve que retirar del barco que había iniciado.

Tercer error: No contar con un verdadero presupuesto para iniciar un negocio. La  verdad que como microempresarios, comenzamos nuestros negocios más que todo “pidiéndole a Dios” que todo salga bien, pero sin un presupuesto adecuado, es como no llevar linterna en una noche oscura dentro de un bosque.

Cuarto Error: No contar con el Capital Adecuado. La verdad que en mi país y eso habría que adecuarlo a cada país, pero considero que en Latinoamérica, casi se manejan similares valores, con $ 7,000.00 dólares se puede colocar un sencillo establecimiento de venta de mercaderías. En eso creí yo y tenía ese dinero, me dijeron que con $ 7,000.00 podía poner bonito el local, eso incluía  cinco juegos de sillas de picnic, dos congeladores, rótulos, decoración, etc. Sin embargo no me quedó para tener un capital de trabajo, lo que me ocasionó entrar en deudas iniciales que me desgastaron grandemente.

Cuatro errores, quizá más, pero estos fueron los fundamentales del fracaso, quizá tu tengas la idea de iniciar algún otro negocio, y las circunstancias no son iguales, pero toma en cuenta mis errores para que siempre vayas preparado a todos los líos que conlleva iniciar un negocio, por muy pequeño que sea.

Conclusión.

tristeza-negocios-cierreFracasé. No logré mantener el negocio y al año tuve que venderlo en  $ 5,000.00, perdiendo automáticamente $ 2,000.00 sin tomar en cuenta las pérdidas por oportunidad y el tiempo. Pero gane lo más importante para mis futuros emprendimientos: Experiencia, aunque fue difícil salir del trance, sabía que lo que había aprendido ahí, ninguna Universidad me lo iba a enseñar, desde manejar los recursos, hasta lidiar con delincuentes y  por eso te invito a que te arriesgues si tu también estés pensando en iniciar tu negocio, siempre teniendo en cuenta que debes abandonar el barco cuando creas que ya no es posible salvarlo;  en tu astucia y pericia queda en no perder tanto y que te deje totalmente en bancarrota, para poder levantarte rápidamente.

¿ Comienzas un negocio nuevo? ¿Tienes miedo? ¿Necesitas asesoría? Pongo a disposición mi experiencia  y si tienes dudas y comentarios o algún otro consejo que dar, no dudes en escribirlo acá y compartir la información con tus amigos.

Leave a Reply

shares