El Fracaso: Un Paso Necesario Para Alcanzar El Éxito

¿Quien quiere fracasar? De seguro que ninguno, todos queremos alcanzar el éxito, mas aun si se trata de emprender un proyecto de negocio, no obstante en la vida a veces para tener éxito debemos darnos permiso de fracasar porque solo así podremos adquirir la experiencia necesaria para corregir nuestros errores y finalmente triunfar en el mundo de los negocios.

No es un camino fácil

Definitivamente el camino hacia el éxito no es algo fácil, cuando alguien toma esa importante decisión de emprender un negocio, no lo hace con la idea de fracasar, únicamente lo hacemos pensando en que el éxito es la meta final. El problema es que si tienes miedo al fracaso y no tomas ese riesgo nunca podrás triunfar en aquello que te has propuesto lograr.

La determinación y la voluntad son los principales rasgos del carácter de cualquier persona de negocios en cualquier campo que sea. Aquellos que poseen tales características ven el fracaso como una oportunidad para volver a evaluar sus ideas, teorías, procesos, etcétera y hacer los ajustes necesarios, para trabajar más  duro y   así alcanzar sus metas.

Thomas Edison dijo una vez cuando se le preguntó acerca de sus numerosos intentos fallidos para crear el bombillo eléctrico “No he fracasado, he encontrado 10.000 maneras que no funcionan”.  En esencia, él estaba diciendo que no vio sus fracasos como fracasos en sí, sino que el tomó como lecciones hasta llegar a su objetivo final (fabricación del Bombillo Eléctrico).

¿Y nosotros? La mayoría de nosotros probablemente tendría que admitir humildemente que ya habríamos abandonado nuestro proyecto después del intento número veinte o  lo más, el número cincuenta.

La mayoría de los seres humanos no sabemos enfrentar el fracaso, en medio de una sociedad en donde el  fracaso es inaceptable, la gran mayoría de nosotros no los  atrevemos a intentar algo nuevo por el miedo a equivocarnos y de esa  forma  apagamos nuestro espíritu emprendedor.

En la misma línea, Henry Ford, fundador de la Ford Motor Company fue citado diciendo:

“El fracaso es simplemente la oportunidad de comenzar de nuevo, esta vez de forma más inteligente”.[retweet]

Tomado literalmente lo que esto significa, es que con el fracaso viene la oportunidad de comenzar nuevamente, pero  con la retrospectiva de saber lo que no funcionó la última vez para  ser capaces de evitar cometer los mismos errores.

¿Porqué cuando emprendemos un proyecto de negocio este tiene asociado la incertidumbre y el riesgo?

En el  camino a cualquier tipo de éxito, incluyendo los negocios siempre cometemos algunos errores, esto puede parecer contradictorio y sin embargo es una verdad que normalmente ignoramos, muchas veces por prejuicios sociales.

Esto es así porque la aventura empresarial no es una Ciencia. Está muy lejos de ser una actividad en la que se pueda calcular y prever los resultados.

Por mucho que se pretendan establecer modelos o metodologías, nunca se podrá garantizar el éxito de ninguna iniciativa empresarial. La incertidumbre siempre permanecerá ahí, en la esencia misma de la actividad empresarial.

¿Porqué el fracaso es la clave para futuros éxitos?

Para triunfar en los  negocios, debemos desarrollar esas capacidades y habilidades  que nos hacen  faltan para llegar al éxito y para adquirirlas se necesita  de experiencia ya que solo así podremos solucionar con éxito los problemas que se nos vayan planteando.

Por ello, al principio, es frecuente que nos equivoquemos y se producirán fracasos; pero deben ser precisamente éstos los que actúen como motor de nuestro proceso de aprendizaje.

En definitiva, en los negocios, el único método válido para progresar es el de “prueba y error”; a base de ir rectificando sobre los errores cometidos es cómo vamos avanzando y acertando en nuestro camino, este mecanismo de aprendizaje refleja si somos conscientes o no de dominar una capacidad, y por otro lado , si somos competentes (dominamos) o no de dicha capacidad.

Por ejemplo una persona que está aprendiendo a negociar, es probable que la primera vez que cierre un trato con un proveedor no lo haga de la mejor forma incluso puede resultar en un trato nada ventajoso para él, porque no tiene esa habilidad, sin embargo si es una persona inteligente aprenderá de sus errores y en este proceso se esforzará en cada trato para hacerlo mejor y cerrará acuerdos malos, regulares y buenos hasta que en un momento llegue a dominar la habilidad para negociar.

En conclusión podemos decir que “Prueba y error” es el motor del aprendizaje humano y la toma de decisiones empresariales siempre viene acompañada de un porcentaje de fallos; de lo que se trata es de minimizar este porcentaje y así alcanzar el éxito anhelado en los negocios.

¿Que has aprendido de tus errores? ¿Has sido capaz de superarlos? Me gustaría conocer tu opinión y no te olvides de compartir esta información.

 

2 Comments

  1. Jesús T.Robles junio 7, 2015
  2. Leandro enero 15, 2016

Leave a Reply

shares