Evangelizando tú marca

Como todos los marketers detrás de una empresa bien sabemos que uno de nuestros objetivos primordiales es conquistar el o los mercados con nuestras marcas, de tal manera que sean nuestros propios clientes quienes se encarguen de generar publicidad y recomendar nuestra marca.

Esto es lo que conocemos como Worth of Mouth Marketing, sin embargo, ¿cómo logramos esto? No lo lograremos si no diferenciamos nuestros productos y la atención al cliente.

¿Qué hace que grandes empresas como Apple  vendan 2 millones de unidades de iPhone 5 antes de llegar a las tiendas? Simple y sencillo: evangelización.

Con evangelizar nos referimos a pregonar el consumo o uso de nuestra marca, sus beneficios y utilidades, que nuestros clientes no sólo sean consumidores sino que a la larga se conviertan en promotores de nuestro producto, defensores de nuestras marcas y clientes fieles que se identifiquen con nuestra empresa. A muchos les parecerá una utopía pero si se puede lograr.

Tomo como ejemplo a la empresa que un día liderara Steve Jobs, Apple, y su intensa relación con los clientes quienes hacen largas colas sólo para comprar las versiones más recientes de sus dispositivos en muchas de las tiendas alrededor del mundo.

¿Absurdo? Tal vez lo sea para muchos, pero aunque lo sea hace que Apple venda millones cada día.

Evangelizar requiere de la inversión de uno de  los recursos más escasos de los empresarios: el tiempo. Para lograr que tus clientes sean tu propio medio de marketing debes invertir tiempo en ellos, predicarles acerca de los beneficios de tu marca, dando soporte técnico y una atención al cliente avanzada-personalizada.

El objetivo es que nadie se queje de tus productos y si hay alguien que lo haga pues debes invertir más en él para que este quede convencido con lo maravilloso de tu marca.

Ojo, esto no se trata de mentir o de bombardear a tus clientes con promesas falsas, sino más bien de promover las verdaderas características de tus productos, la necesidad real que satisfacen y todo lo “extra” que tú le puedas ofrecer.

Te comparto un caso que se me presentó recientemente, resulta que entré en un concurso en Facebook de una marca de galletas  muy reconocidas en Centro América, Galletas Lors, la cual estaba rifando un iPad 2. No muchos creemos en este tipo de sorteos, incluyéndome, sin embargo entré al concurso y resulté ser el ganador.

Estas galletas siempre fueron de mis favoritas a pesar de que no las consumo a diario o semanalmente, pero al momento de saberme ganador y que el concurso si era una realidad me llegó la inquietud como mercadólogo, de saber qué otra marca de galletas premia a los clientes por su preferencia y al menos en lo que a mi país respecta no conozca ninguna otra marca que haya hecho lo mismo antes.

Con esto no te estoy diciendo que lo que debes hacer es obsequiar algún gadget de última generación a tus clientes, sino que debes premiar a tu mercado por su preferencia de vez en cuando, conversar con ellos y escuchar sus sugerencias las cuales te apuesto a  que las tendrán y porqué no, premiar las ideas que ellos puedan darte.

Forma un club, realiza convenciones, proporciona cursos acerca de tu marca, capacita a la fuerza de ventas para que ellos también se conviertan en evangelizadores, después de todo, ellos son tus clientes internos.

Un último consejo que puedo darte y el cual considero de lo más esencial es “nunca pierdas contacto con los clientes”. Si tu empresa es tan grande que requiere de mucho tiempo de viajes, reuniones o trabajo de oficina, programa al menos un día al mes o por semana para asistir a la tienda o el lugar donde sea que vendas tu producto, observa a los clientes, a tus vendedores, y analiza cada una de sus expresiones orales, faciales o corporales. Te aseguro que un día en contacto directo con los clientes te ahorrará dinero, te dará ideas nuevas y te distraerá de tu acostumbrada rutina.

¡Adelante! “Just do it”

Comparte tus opiniones conmigo en este post, quizá descubramos algo nuevo.

Leave a Reply

shares