Decisiones Gerenciales: Mas Stalin y Menos Hitler.

¿Hitler y Stalin?¿ que tiene que ver con decisiones administrativas?  Tal vez te preguntes esto, pero la  guerra en el comercio implica hacer muchas decisiones administrativas que a veces olvidamos, aunque ya las sepamos; asi que te entrego este post con una comparación que te ayudará a no olvidar algunos tips necesarios en tus Decisiones Gerenciales.

La batalla de Stalingrado

hitler-stalinCasualmente llego a mis manos el libro de Stephen Walsh “Stalingrado, El cerco infernal” el cual puedes buscar cómodamente en www.amazon.com como “Stalingrado 1942-1943/ Stalingrad 1942-1943: El cerco infernal/ The Infernal Cauldron” y puedo decir que es un libro de mucha riqueza histórica, pese a que fue escrito desde la perspectiva militar y a veces un poco técnica en la parte militar, no deja de dar un verdadero placer al lector por tan interesante hecho histórico.

Cabe mencionar que la batalla de Stalingrado fue una de las mas sangrientas durante la segunda Guerra mundial, donde las decisiones de los lideres, influyeron grandemente en el resultado final de la batalla. Victoria Rusa.

Pero en fin, este post se trata de Dirección y liderazgo, claro aplicado en nuestro accionar ya sea de la vida cotidiana o de la vida de un emprendedor o empresario. En primer lugar queda claro que ambos dictadores fueron  lideres (aunque un poco torcidos) de sus países, de su gente, sus capacidades de manejo de masas eran bastante buenas, por no decir que eran casi perfectas.

Muchos cayeron encantados de sus discursos y su retorica, que aunque eran muy distantes en sus formas de dictadura, la fuerza y la opresión siempre era la regla a cumplir. Sin embargo al adentrarme a la lectura de este libro pude observar un par de “Ingredientes” que marcaron el fracaso de Hitler en sus sueños de abrir la extensa Unión Soviética que muy bien podemos aplicar en nuestros emprendimientos. Estos errores los podemos tomar en cuenta en nuestras vidas para no colapsar en la “guerra de la vida”

Estos Ingredientes que acompañan el fracaso los podemos detallar así:

·         Obsesión por lo que Queremos: Lamentablemente cuando tratamos de emprender algún negocio, siempre vamos pensando en lo que “yo Quiero!” y no en lo que el Cliente quiere, es decir que aunque sea el mejor de nuestros sueños y que nos dará un gran placer el cumplirlo, no significara que sea rentable y que sea lo mejor en los negocios, incluso nos puede significar muchas pérdidas económicas si no pensamos en lo que el cliente quiere.

En el caso de estos gobernantes Hitler se obsesiono por tener la ciudad de Stalingrado a como diera lugar. No le importo que ya no tuviera forma de enviar alimentos a sus cansados soldados, lo que aprovecho muy bien el ejército rojo para envolver a los alemanes, pese a que los soviéticos estuvieron  a punto de perder. Incluso el General Paulus recomendó a Hitler retirarse de Stalingrado, pero cuando el Führer se negó a retirarse, Paulus tuvo que aceptar seguir desangrando a sus soldados. En este caso el cliente fue Paulus, el sabía que era imposible mantenerse dentro de la ciudad, pero el orgullo de Hitler acabo con la sangrienta empresa de conquistar el pueblo del Volga.

·         No delegar.  El delegar es clave, y sabemos perfectamente que en cuestiones administrativas si no delegamos, terminaremos ahogados. Cuando somos muy perfeccionistas podemos caer en la tentación de hacer todo nosotros mismos y pues llegara un momento en que hagamos mal el trabajo por tratar de cumplir tareas que pudimos haber delegado perfectamente.

Cuando la guerra comenzó a entramparse dentro de la ciudad de Stalingrado, Stalin prefirió delegar las estrategias de guerra a Chuikov  y Zhuvok  y así evito estar interferir en estrategias militares que eran mejor preparadas por estos dos personajes que conocían perfectamente el terreno. Hitler por su lado cuando vio como las fuerzas de su ejército bajaban, opto por dirigir directamente las estrategias de guerra.

·         No Motivar a  tus subalternos. Durante toda la guerra el papel de la propaganda del ejército Rojo fue fundamental, donde en ningún momento se dejo de arengar al pueblo para dar ánimos de resistencia y patriotismo. Se trato de hacer personajes heroicos dentro de la batalla de Stalingrado, se estableció casi un “Culto al Francotirador” así como inculcar siempre y en todo momento un amor a su terruño.

El subalterno o empleado es un pilar fundamental en el logro de tus éxitos empresariales. Recuerda que en el delegaras, te apoyaras y dejaras parte de tu dinero en sus manos, así que no dudes en incentivarlo para que puedas tener gente más entregada y decidida a luchar en la línea de fuego.

Podria sacar mas comparaciones administrativas de este libro y quiza escribiría para hacer otro libro y no para un Blog, así que te dejo a tí querido lector el ayudarme si tienes algun otro ingrediente que agregar, tomando en cuenta esta histórica batalla. ¿ Te parece si me dejas tu sugerencia en este post? Te agradecere mucho tu colaboración y no te olvides de compartir si te pareció interesante este tema.

Leave a Reply

shares