¿Quieres Comprar un Vehículo? Ojo Con La Deuda Primero.

La verdad, que comprar un Vehículo, resulta tan oneroso como el tener un hijo. La cosa se pone más fea, al analizar que esta inversión puede resultar todavía mucho más cara que esa comparación.

La compra de un coche, es quizá una de las mayores inversiones que puede hacer en su vida una personal, para muchas personas representa además de una forma cómoda de viajar  es una necesidad, sin embargo se encuentra entre las cosas más onerosas de conseguir y si usted ya posee deudas, la compra de un coche se vuelve un agravante de su ya inestable finanza personal.

nuevo-economia

Si crees que las deudas no son tan agobiantes y calculas que aun eres capaz de darte la comodidad de tener tu vehículos, siempre será importante no olvidar estos tips antes de tomar una decisión:

Comprar un vehículo nuevo o usado. La compra de un vehículo nuevo resulta bastante difícil adquirirlo de contado, especialmente cuando ya poseemos deudas en nuestro bolsillo. La elección de un vehículo nuevo puede tener varias ventajas, ya que será un activo al cual no vas a invertir en repuestos, reparaciones y mantenimientos iniciales.

Sin embargo la Depreciación del vehículo resulta muy elevada, teniendo en cuenta que un artículo nuevo al sacarlo de la agencia de vehículos, automáticamente pierde un 20% de su valor. Por el contrario un vehículo usado puede representar una opción mucho más accesible y sobre todo con un grado de depreciación más bajo que el del vehículo nuevo. Claro, habrá que tener cuidado con la revisión mecánica del auto y así evitarse cualquier tipo de sorpresa.

El otro costo asesino: El Seguro. En algunos países es una obligación poseer el vehículo debidamente asegurado. Tener asegurado todo, realmente es de inteligentes; los que tienen dinero lo hacen, pues prevén el futuro. Esto conlleva a una persona de ingresos medios y con amenazas de aumento de deuda, a desembolsar un gasto más: La prima anual de seguro. Si consideras que este gasto podría desbalancear tu presupuesto, es momento que analices bien la compra.  También recuerda que el mercado de seguros es amplio y debes buscar la opción mas accesible sin que pierda su calidad.

El combustible, el veneno más fuerte para tus finanzas. Si en este momento te encuentras en una batalla por equilibrar tus cuentas, es decir tratando de mantener al día tus pagos, tu nuevo bebé necesitará leche y esa leche llamada combustible generalmente te mantendrá muy estresado, pues es algo que de una u otra manera afectará grandemente tus finanzas y si estas en  momentos de deuda, debes de poner mucho ojo en esta presupuestación.

El Mantenimiento, lo más negativo de un vehículo. Además de la Gasolina, hay otros costos incontrolables como los repuestos, más que todo si de vehículos usados se trata. Como propietario de un coche estas expuesto a un golpe o algún desperfecto mecánico, que en cualquier momento que suceda, siempre el golpe será directamente a tu bolsillo. Generalmente las pólizas de seguro se encargan de cubrir daños accidentales, pero el mantenimiento en general como repuestos, neumáticos, baterías, etc., corren por tu cuenta.

La verdad que adquirir tu vehículo debe ser muy analizado por ti y tu familia, recuerda que hay mucha incertidumbre involucrada en la adquisición de un carro y te atraerá muchos problemas económicos. Un coche necesita un camino liso para una conducción confortable y las finanzas personales de igual forma, necesitan un panorama libre de obstáculos para poder crecer.

Nos leemos en la próxima!!!

Leave a Reply

shares