Administrando Tu Negocio: ¿Con Vísceras o Con Datos?

Cuando de administrar su negocio se trata, habrá que hacer un estudio concienzudo: Lo haces con el corazón,  las vísceras y el intestino a lo cual generalmente llamamos “Instinto” o ¿eres de los tipos que realmente les gusta investigar, evaluar y analizar todas las opciones antes de tomar una decisión?

Naturalmente  no puedo mentirte, mi caso es el primero, siempre he tratado de llevar mi orgullo por delante y me dirijo mucho por el instinto. ¿Estaré en lo correcto? Quizá no mucho, pero he llegado a concluir con el tiempo de vivir inmerso en los negocios, que lo más importante es buscar un equilibrio entre tus “ vísceras” y la investigación.

Confiar demasiado en tus instintos viscerales pueden hacerte caer en la pérdida de oportunidades, ya que estas situaciones generalmente te hacen tomar decisiones con el corazón acelerado y actuar precipitadamente o tomar decisiones que te arrepentirás después. Sin embargo, hacer caso omiso a tus “vísceras”, puede dar lugar a errores igualmente dañinos y oportunidades perdidas. ¿Cómo se pueden equilibrar los dos recursos?

Si eres  una persona enfocada a las “Vísceras”:

  • Haz  tu tarea. Si estás considerando asociarte con otra persona o empresa, la investigación de sus referencias, la gestión y la reputación debe de tenerse muy en cuenta.
  • Obtener otras opiniones. Si sólo escuchas a tu “intestino”, es posible que no escucharás a los demás que señalan los defectos reales. Sondee a sus amigos y colegas, escucha lo que dicen.
  • Tienes opciones. Algunas veces los datos que vas a reunir no son concluyentes, por lo tanto puedes hacer caso omiso de ellos y llevar un poco mas de “intestino”. Asegúrate de tener un plan de respaldo por si tu instinto te dice que no funcionará de la forma esperada

Si usted es una persona de Datos:

  • datosSaber cuándo parar. La mayoría de los datos tienen que investigarse durante meses, por lo tanto este tiempo puede hacerte perder una oportunidad de actuar en el momento adecuado. Fija un plazo razonable para  obtener la información que necesitas y luego a detenerse.
  • Considere la fuente. Parte de la información es más valiosa que otras. No se quede estancado en los pequeños detalles, céntrese en el cuadro grande.
  • No desconectes tus vísceras.  Algunos tipos de investigación a menudo desconectan tus entrañas. Cuando hayas terminado de recopilar la información, pasa algún tiempo solo, sólo tú y tu instinto,  en sintonía con “cómo se siente” (no lo que usted piensa) sobre la decisión.

 

¿Y a ti te gusta pensar mas con “ Vísceras” que con los datos? No dudes de compartir esta información, y tampoco te olvides de comentar. 

Leave a Reply

shares